Google

28 de julio de 2017

REFLEXIONES...


27 de julio de 2017

LA FOTO RETRO...


PEGADIZO...


24 de julio de 2017

Cresta Roja no acató la conciliación y los trabajadores temen que haya más despidos

LPOLos más de 1.000 empleados no pudieron acceder a sus puestos porque la planta está cerrada. Hay cuarto intermedio.


 Los trabajadores de Cresta Roja llegaron esta mañana a la planta de Esteban Echeverría y no pudieron ingresar porque la avícola cerró sus puertas, incumpliendo la conciliación obligatoria que se dictó el viernes por los 52 despidos.
Gabriel Cáceres, de la comisión interna de la planta, explicó a LPO que esta tarde mantendrían una reunión con las autoridades del Ministerio para intentar buscar una "solución pacífica" ante la situación irregular de la empresa. 
Los empleados despedidos de la planta 2 de Cresta Roja -en rigor, se trata de Proteinsa, la administradora compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau- son unos 52, pero los trabajadores temen que peligren más puestos de trabajo en la planta en la que hay más de 1.000 operarios que este lunes se quedaron afuera. 
"Ahora estamos en el Ministerio y hay cuarto intermedio. Por la noche se sabrá si hubo alguna solución", dijo Cáceres esta tarde a LPO.
Según contaron los delegados, alrededor de las 3 de la mañana llegó al lugar un operativo de fuerzas de la Bonaerense y la Gendarmería, y después de las 5 un sector de esos efectivos se desplegó sobre la Autopista Ricchieri con el objetivo de "amedrentar" a los trabajadores e impedirles cortar el tránsito.
Sin embargo, los manifestantes lograron hacer un corte parcial y a ellos se sumó una delegación de trabajadores de PepsiCo. Además, los trabajadores de la planta 1 -la otra fábrica de Cresta Roja, ubicada en Ezeiza- votaron unificar el reclamo y se sumaron a la protesta de sus compañeros de la planta 2.
La empresa comunicó el último jueves a los operarios afectados por las cesantías que estaban despedidos cuando terminaron el turno de producción, dijeron los trabajadores, que se manifestaron con una corte de tránsito en el partido bonaerense de Ezeiza.  
Proteinsa, la administradora compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau, se había hecho cargo de la avícola en octubre de 2016 con una inversión de 121 millones de dólares, pero nunca pudo equilibrar la balanza de pagos por los problemas financieros de arrastre.